Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. 1

06 julio 2020

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética está formada por 147 artículos en los que se tratan todos los aspectos a mejorar para conseguir esta transición energética, incorpora a todos los sectores económicos a la acción climática, pero nosotros nos centraremos en los enfocadas al sector energético, os dejaremos en X partes un resumen, pero por si estáis interesados en todo el contenido, os dejamos el link a la ley completa, aquí.

El texto fija los siguientes objetivos:

-Determina, por primera vez, que España deberá alcanzar la neutralidad climática no más tarde de 2050.

-Antes del año 2045, el sistema eléctrico de España tiene que ser 100% renovable.

-Para ello, en 2030, las emisiones del conjunto de la economía española deberán reducirse en al menos un 20% respecto al año 1990.

-Al finalizar la próxima década, como mínimo el 35% del consumo final de la energía deberá ser de origen renovable. En el caso del sistema eléctrico, la presencia renovable en 2030 deberá ser de al menos un 70%.

-Las medidas de eficiencia energética tendrán que reducir el consumo de energía primaria en, al menos, un 35%.

Las finalidades que persigue la Ley son:

– Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera desde territorio español.

– Establecimiento del marco jurídico de la transición energética, entendida como el proceso de transformación hacia un sistema energético renovable, eficiente, descentralizado, multilateral y bidireccional.

– Transformar el modelo productivo español, en el que la actividad económica sea compatible con el respeto al medio ambiente generando gran cantidad de puestos de trabajo en nuevos sectores directamente relacionados.

– Intervención de la ciudadanía en sectores tradicionalmente monopolizados por grandes empresas en régimen oligopolístico, especialmente en el sector de la energía.

– Diseñar una estrategia general de adaptación al cambio climático con objetivos de largo plazo, ante las consecuencias ya inevitables.

– Abordar una reforma fiscal de calado, que permita reforzar el componente ambiental de la fiscalidad.

– Articular la contribución de España a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, ha fijado para 2030.

Si quieres saber un poco más sobre esta ley no dudes en leer la segunda parte que os hemos preparado. Haz click aquí.